Menu
Acné y sol... Falsos amigos!

Acné y sol... Falsos amigos!

Uno de los mitos más difundidos sobre el sol es que es bueno para curar los granitos y el acné y te vamos a explicar por qué.

Aunque sí que es cierto que la radiación UV puede tener un efecto beneficioso en primera instancia para el acné por sus efectos antiinflamatorios y antibacterianos, a largo plazo la cosa se puede complicar aún más.

Hay que tener en cuenta que el sol además de secar esos granitos y mantener las bacterias a raya en un primer momento, con el calor provoca una dilatación los poros entrando mayor suciedad, se estimulan las glándulas sebáceas produciendo más sebo y provoca un engrosamiento de la capa córnea como mecanismo de defensa produciendo más células muertas.

Todo esto conduce a la obstrucción de los poros que mientras estamos tomando el sol no se hace evidente por la acción resecante y bactericida del mismo, pero que hace estallar la bomba de un brote de acné a la vuelta de nuestras vacaciones.

Sumado a esto la exposición al sol de pieles con granos y acné puede ocasionar la aparición de manchas en las sensibles zonas con granos o cicatrices residuales.

Por todo ello nuestra recomendación, además de seguir una escrupulosa limpieza diariaexfoliación periódica durante todo el verano, es a la vuelta de la playa acudir al centro de belleza para realizar un tratamiento de limpieza e hidratación en profundidad para no tener que lidiar con los temidos granos en otoño.

Limpieza de rostro